Noticias

EEUU arde por las protestas de la muerte de George Floyd

Cuatro días después de que el video en el que se escuchan las quejas del afroamericano George Floyd despertara la indignación de miles de internautas, por cuenta de las escenas de abuso policial que evidenciaba en Minneapolis, el debate sobre la violencia racial en Estados Unidos volvió a tomar rostro, uno de ojos oscuros en nombre del cual cientos de ciudadanos salieron a protestar. 

En honor a la pérdida del hombre de 46 años que se convirtió en el nuevo símbolo de la batalla por los derechos de los miembros de las comunidades afro en el país liderado por Donald Trump, son decenas los actos que se han llevado a cabo como reflejo de los reclamos de un pueblo unido por el repudio a los ataques. 

Basta con escuchar los cánticos de los manifestantes que, desde el 26 de mayo, no han dejado de gritar “¡no puedo respirar!”, la frase de Floyd que quedó marcada en la historia de su caso como una súplica de piedad ante el agente que lo tenía tendido sobre el suelo, con una rodilla presionándole el cuello. 

Y es que, aunque en principio, los organizadores de las movilizaciones reiteraron el llamado a la calma y al desarrollo de manifestaciones de manera pacífica, durante la noche de este 27 de mayo la irá llevó a varios de los participantes a atacar con piedras e incluso a prender fuego a una comisaría de policía, así como a saquear algunos establecimientos no solo en Minneapolis, sino también en Chicago, Memphis y Los Angeles.

ADVERTISING

Tras las batallas campales que se presentaron en varias áreas, el abogado de la familia del fallecido Floyd, Benjamin Crump, agradeció a quienes se han sentido conmovidos y han decidido protestar, pero insistió en que la solución no es “rebajarse al nivel de los opresores”, al asegurar que los saqueos y la violencia solo logran distraer la fuerza de la voz colectiva.

Ante esta especie de “despertar afroamericano” y el recrudecimiento de las protestas en medio de la pandemia por la propagación del Covid-19, el Departamento de Justicia estadounidense le otorgó el nivel de “máxima prioridad” a la realización de la investigación sobre el deceso de Floyd.

Sobre el caso, la fiscal Erica MacDonald señaló que asignó a un equipo de experimentados agentes e investigadores de criminalística del FBI a fin de que indaguen en los detalles del hecho registrado el 25 de mayo, luego de que Floyd fuera detenido por un policía blanco.

En la noche del 28 de mayo, el gobernador de Minnesota, Tim Walz, llamó a la Guardia Nacional ante la magnitud de los destrozos y después instó a cambios a raíz de la muerte de Floyd:

“Es hora de reconstruir. Reconstruir la ciudad, reconstruir nuestro sistema de Justicia y reconstruir la relación entre las fuerzas del orden y aquellos a quienes deben proteger. La muerte de George Floyd debería conducir a la Justicia y el cambio sistémico, no más muerte y destrucción”, dijo.

La expulsión de los agentes involucrados en el caso

A consecuencia de las denuncias, la Policía de Minneapolis expulsó a cuatro de los agentes implicados tanto en el arresto como en el fallecimiento de Floyd, los cuales fueron identificados como Tou Thao, Derek Chauvin, Thomas Lane y J Alexander Kueng. Con las indagaciones lideradas por la fiscal MacDonald, se buscará determinar si estos incurrieron en una violación a la Ley Federal, dado que la maniobra practicada para inmovilizar a Floyd (poner una rodilla sobre el cuello) es considerada, técnicamente, como una alternativa de “fuerza no letal”.

En reacción a la ola de reclamos y reproches contra las fuerzas policiales y en referencia al caso, el presidente Donald Trump aseguró que fue él quien le solicitó de manera expresa al FBI el inicio de la investigación acerca de la muerte de Floyd, la cual calificó como “triste y trágica”.

El drama de Floyd comenzó luego de que los agentes hoy expulsados se acercaran al vehículo dentro del cual se encontraba sentado y le pidieran que bajara. Aunque al comienzo se manejaba la versión de que el afroamericano se había resistido a ser arrestado, videos de las cámaras de seguridad cercanas han mostrado que no habría sido así y que, luego de ponerle las esposas, los oficiales lo tendieron en el suelo sin causa aparente.

La llegada de los policías al lugar de los hechos se dio tras la recepción de una llamada en la que denunciaban a un ciudadano por el presunto uso de un billete falso. Pese a que, en repetidas ocasiones, Floyd indicó que no podía respirar, los oficiales hicieron caso omiso y minutos después el hombre fue visto inmóvil y acomodado en una camilla médica.

Pero no todo ha sido violencia y llanto. Al margen de las confrontaciones, hay quienes le han apostado al arte como medio de rechazo al abuso policial y como homenaje a la memoria de Floyd.

Entre pinceles y pinturas, un grupo de artistas plasmó un mural en el que el rostro de Floyd representa la unidad de un pueblo que solo busca ser respetado, una expresión que fue agradecida por Philonise Floyd, el hermano de George, quien solo pide que su caso no quede impune y que su memoria sea honrada con Justicia

To Top