Salud

6 Preguntas Sobre Sexo Que No Te Atreves A Preguntar

El doctor Gerardo Ventura Serrano, miembro de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, y Núria Jorba, coach sexual, sexóloga clínica y terapeuta de pareja, nos ayudan a resolver seis dudas habituales sobre sexo.

1. ¿EL TAMAÑO DE LA VAGINA IMPORTA?

Cuando no estamos estimuladas, el tamaño de nuestra vagina oscila entre los 6 y los 8 centímetros. Y puede llegar hasta los 12 cuando nos excitamos. Si durante tus relaciones sientes dolor, no es que tu vagina sea pequeña, sino que no te has excitado lo suficiente y, por tanto, no se ha ensanchado convenientemente.

Sí que es cierto que con los años, como ocurre con cualquier otro tejido del cuerpo, la vagina pierde elasticidad. Además, en ocasiones, los partos pueden provocar una dilatación tan grande de la vagina que enturbie las relaciones sexuales por ser esta demasiado grande. En esos casos, se puede recurrir a la cirugía vaginal que, en general, sirve para rejuvenecer la vagina, reducir el tamaño de los labios y así aumentar el placer sexual. “Estas intervenciones pueden ayudar a que una persona se sienta mejor con su cuerpo”, dice Núria Jorba, “aunque el órgano sexual que debemos estimular para gozar de la sexualidad es nuestra cabeza”.

2. ¿POR QUÉ NO LUBRICO?

El uso de píldoras anticonceptivas, los cambios hormonales al llegar a la menopausia, el estrés o la falta de excitación podrían ser las claves para explicar la falta de lubricación. Analiza qué es lo que puede causarte este trastorno y piensa cómo superarlo. Además, los lubricantes pueden ayudarte.

3. HINCHAZÓN EN EL CLÍTORIS, ¿QUÉ HAGO?

Algunas mujeres después de mantener relaciones sexuales intensas o de masturbarse notan cómo su clítoris se hincha. Esta sensación puede durar hasta el día siguiente y se debe a la acumulación de sangre que se produce en la zona. En principio, no debes preocuparte.

4. ¿POR QUÉ NO ME APETECE EL SEXO?

Es el problema sexual más frecuente entre las mujeres y los expertos aseguran que el estrés, determinados tipos de medicamentos o la falta de comunicación con la pareja pueden estar detrás. Por otro lado, según un estudio de la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, nuestro deseo no es solo una cuestión de hormonas. Al margen de los niveles de testosterona que tengamos en sangre, estar bien con nosotras mismas aumenta nuestra seguridad y hace que disfrutemos más del sexo.

Es importante no pasar por alto la falta de libido, afrontar el problema y buscar una solución satisfactoria. En este sentido, hemos de tener en cuenta que la “píldora rosa” no es la panacea, como podemos pensar en un principio. Como hemos apuntado, gran parte de la falta de deseo sexual tiene que ver con temas psicológicos, como problemas de pareja, estrés, personalidad controladora y perfeccionista, monotonía sexual, etc. Por lo tanto, la mayoría de las veces es mejor hacer terapia psicológica que medicarse.

5. ¿LAS MUJERES EYACULAMOS?

Sí, también eyaculamos. En el momento del orgasmo algunas mujeres expulsan de la uretra un líquido a propulsión que acompaña a una gran ola de placer. Sin embargo, otras mujeres lo reprimen por confundirlo con ganas de orinar. Pero no se trata de orina, sino de un líquido parecido al que expulsa el hombre pero sin semen.

6. ¿POR QUÉ USAR BOLAS CHINAS?

Al contrario de lo que mucha gente cree, estas bolas no proporcionan placer sexual directamente al usarlas. Sin embargo, repercuten en la calidad de nuestras relaciones íntimas, ya que su uso continuado mejora el tono de la musculatura pélvica y la lubricación de la vagina.

Vida Latina

To Top